viernes, 7 de octubre de 2016

Cajas de Tiles retro, mi mayor fetiche....

No he querido comenzar el blog sin acercaros a uno de mis mayores fetiches. Todo aficionado coleccionista que se precie tiene al menos un fetiche, yo tengo varios, pero tras meditarlo creo que éste es el mayor de ellos. Todos tenemos un tipo de producto que tenga el aspecto que tenga, le llama mucho la atención y pierde la cabeza por tenerlo en todas sus variantes e incluso en repetidas unidades. Para algunos son los dados, para otros un personaje o ambientación en concreto, para otros los mapas o un formato como puede ser una caja.
Hoy os voy a mostrar el que más me llamó siempre la atención: los "Tiles", y en especial los vintage o retro que venían en una especie de sand box. Tienen algo que no sabría explicar con exactitud, algo que me atrae inexorablemente hacia ellos. 


Aún recuerdo con nostalgia el número uno de la revista Dragón de ediciones Zinco, que contenía un módulo para AD&D, titulado "La Fuente de la Salud", que contenía un desplegable enorme de un templo donde poder jugar, con tiles sencillos pero que me maravillaron nada más verlos. ...quedé hipnotizado. Posteriormente fui adquiriendo más material que incluían más tiles, y esa magia y atracción por ellos fue en aumento. 


No obstante no dejaban de ser mapas pre-diseñados, y no fue hasta que lo descubrí en unas jornadas roleras en Asturias (no me preguntéis cuales y a quién se lo vi, porque mi deteriorada memoria no da para tanto) de manos de un aficionado, que existían unas cajas que contenían de forma separada tiles, corredores y puertas, para que construyeras tus propios mapas, dungeons, estancias, etc. Si mi memoria no me falla, creo que era la primera caja de Games Workshop de los 80. Quedé maravillado de inmediato, pregunté al afortunado dueño, y me dijo: "lo compré en Londrés hace tiempo, pero ya no las hay a la venta"...... ese "pero ya no las hay a la venta" me desilusionó por aquel entonces, pues creí que nunca me haría con una de ellas. Sin embargo, con la llegada de Internet y Evilbay, mis ilusiones por adquirirla volvieron. No fue inmediato, por supuesto, me acuerdo de ello, pero no es que tuviese siempre en mi mente "tiles..tiles..tiles". Simplemente un día cualquiera al navegar por Evilbay, vi una y me acordé. Al principio fui reticente, ya que no es que estuviesen precisamente a un precio de ganga, y al fin al cabo se podían imprimir (por internet hay sitios donde te permiten imprimir esos tiles olds), pero al cabo de un tiempo mi otro yo, el enfermo consumista acumulador, acabó con mi yo racional, y compré la primera de dichas cajas de tiles olds.

Hoy os quiero enseñar las cajas de tiles vintage que poseo en mi colección, no son muchas pero son la leche, y por ello os las quiero mostrar. Supongo que muchos las conozcais o incluso las tengáis, pero seguro que muchos ni las conoce, lo pude comprobar en las pasadas LES y Freak Wars, porque me llevé una caja para enseñar y no le sonaba a casi nadie. Ello me empujó a querer escribir el post que ahora estáis leyendo.

Quisiera empezar con una caja de 1982 que me sorprendió por lo completa que es. Se trata de la Dungeon Accesory Pack , de la serie Endless Plans de la editorial Standar Games. Ésta editorial es conocida por sus wargames de fichas/peones, donde cabe destacar el gran Cry Havoc. Yo creía que solo habían publicado wargames puros y duros, pero también produjo éste tipo de cajas de tiles. Yo poseo éste en concreto, y nunca he visto ninguna más a pesar de numerar con el 1 el título. En el interior encontramos un libretillo desplegable con instrucciones de montaje y uso, así como un ejemplo para montar un Dungeon, pero lo más especial es que anuncia un producto ya a la venta de otra caja con el título de Caverns,

lo que me hace pensar que sí exista, otra cosa distinta es que sea fácil de conseguir, pues debieron de producirse pocas unidades. Si alguien que está leyendo éste post lo tiene, me encantaría que me hiciese llegar fotos del mismo.

Nada más abrir la caja nos encontramos con numerosas posibilidades para la construcción de nuestros dungeons, pensando no solo para usarlos con miniaturas, sino simplemente como referencia visual para los jugadores, lo que está muy bien para usar con diferentes tipos de juegos de rol. Destaca la calidad de los cartones, pues muchos de ellos vienen texturizados, cosa que nunca vi en otros.
Vienen dispuestos en varias planchas recortables, para permitir la construcción de los pasillos y estancias. Como ya he dicho antes, se dividen en dos tipos unas planchas en negro con pasillos grises que vienen texturizados, para emplearlos como guía visual, pero no están pensados para usarlos con miniaturas. Son sobrios y sin ningún tipo de arte. Pero luego vienen otra serie de planchas que son más clásicas imitando las que publicó TSR a finales de los 70. En ellas, también con la posibilidad de recortar al gusto, encontramos tiles pueros y duros de 2,5x2,5cms, de envaldosado gris, amarillo en diversos estilos y formas para crear cierta diversidad. El material que contiene es muy completo, e incluso contiene una plancha con muebles para recortar y ambientar las estancias. Ésto marca una diferencia con las anteriores cajas publicadas por TSR y Games Workshop, donde el mobiliario era muy pobre artisticamente hablando.




A continuación quisiera hablaros de las cajas que ofrecía Games Workshop, aunque con ello debamos retrotraernos a antes de la caja antes descrita, pero lo he hecho así para centrarme únicamente en las cajas que ofreció Games Workshop.

Quiero situaros a finales de los años 70, la americana TSR acabada de afianzar un nuevo juego que marcaría un antes y un después en la industria lúdica, se trataba de los juegos de rol, y en especial de su juego Dungeons and Dragons. Con ello nació la necesidad de ayudar a complementar las partidas de sus jugadores, los Masters que demandaban más material, y la maquinaria de diseño de TSR publicó varias cajas con Tiles para ayudar a construir los tan queridos dungeons. Éstas cajas hoy en día son objeto de colección, con precios como supondréis muy altos en los mercados de segunda mano, razón por la cual yo no poseo ninguno aún, que pueda mostraros.
Aquí es cuando entra en juego la compañía inglesa Games Workshop. Su marca hoy en día es sinónimo de Warhammer, de wargames con miniaturas, y de multinacional, pero en los años 70 ésto no era así. En aquel entonces Games Workshop era sinónimos de libro-juegos, juegos de tablero, y sobre todo de Rol...  sí de Rol. 

Games Workshop, fundada por dos visionarios de la industria Ian Livingstone y Steve Jackson (no, el del GURPS no, ese era americano), tiene un origen muy humilde. Como le pasa a muchas de las editoriales


de rol de hoy en día era una ocupación más para sus dueños, que compatibilizaban con su trabajo "real" (algo que relataré en otro post), hasta que tuvieron la suerte de que Gary Gygax dio con uno de sus anuncios, y les llamó para tratar la posibilidad de que distribuyesen en Inglaterra sus juegos. Esto marcó un antes y un después en su empresa, ya que a partir de ahí se dedicarían a jornada completa a su negocio.

En 1979, Games Workshop al igual que TSR decide publicar una serie de cajas de Tiles para poder ayudar a los masters en sus partidas. En aquella época en concreto publica una linea de cuatro cajas básicas titulada Dungeon Floor Plans, además de otras cajas temáticas que incluían un módulo, pero que dejaré para otro post. Son también éstas cajas objeto de colección, pero en éste caso sí que me pude hacer con una que a continuación os mostraré. Se trata de la primera de ellas.


En su interior contenía numerosas planchas de cartón delgado con básicamente tres tipos distintos de adoquinado. Uno pedregoso, otro tipo baldosa, y otro de madera. No venía marcado por ningún patrón, sino que pretendía que cada usuario lo recortase a su conveniencia y tamaño, quizás con el objeto de que el cliente comprase varios ejemplares. Contenía también escaleras de caracol, y piezas de madera muy rudimentarias para que recortases a modo de mesas, bancos, puertas, etc. En general el aspecto es muy austero, pero eficaz para lo que uno ya podía estar acostumbrado de aquella. Con una caja ya tenias lo suficiente para presentar a tus jugadores un dungeon o estancias dignas de probar y saborear.

Es una autentica pena no poder tener más de ésta línea de cajas de Floor Plans de aquella época, ya que aunque rudimentaria, tenían algo especial y eran bastante completas.

Pero fue en 1986 cuando Games Workshop da un salto de calidad en éste tipo de productos, y lo lleva artísticamente a su mundo. En aquel entonces acababan de publicar el juego de tablero The Warlock of the Firetop Mountain, el juego Talisman estaba evolucionando con pies firmes, habían finiquitado una era en la fabricación de sus miniaturas, apareciendo las primeras miniaturas con base de slotta para ajustarlas en una peana de plástico con el fin de conseguir homogeneidad en las formaciones, y se estaba gestando uno de los mejores manuales de batallas con miniaturas de fantasía de toda la historia "Warhammer Fantasy Battles 3rd Edition".

Justo en esa era dorada, respecto a los Tiles, Games Workshop se superan a ellos mismos publicando cuatro cajas que son aún hoy en día una obra de arte. Son Dungeon Floor Plans 1, Caverns, Rooms, y Halls of Horror.


La primera de ellas es Dungeons Floor Plans1, que artísticamente me parece perfecta, resumiento el arte dungeonero clásico y vintage. En su interior encontramos varias planchas de tres tipos de baldosa, una de color gris con empedrado, ideal para corredores y pasillos, otra de color amarillento con dibujos de baldosas para las estancias, y luego otra de suelo de madera. Al igual que sus antepasados puedes recortar al gusto. Lo que engrandece también ésta nueva versión a su predecesora, es la mejora en varias láminas que antes no venían, ya que en ésta versión añaden tiles de río subterráneo, mobiliario y puertas, que vienen dibujados como tales, no como en la antigua que eran simples rectángulos de madera. Además también contiene numerosas escaleras de varios tamaños y losetas de alcantarillas, trampillas, etc.



Éste diseño perdurará varios años, ya que dichas planchas fueros reutilizadas para otros juegos de mesa, como el Dungeon Bowl. Aunque en un principio fueron diseñadas para jugar a rol, posteriormente se usaron como añadido a otros juegos de mesa donde encajaban perfectamente, incluso a posterior como el Advanced Heroquest. Es por lo tanto a mi parecer un producto redondo.

Si a está caja le añadimos la de Caverns, tendremos todo lo necesario para construir nuestro dungeon perfecto. En éste otro producto tenemos varias planchas que simulan el suelo pedregoso de una caverna bellamente dibujado, con detalles que claramente nos dice que estamos efectivamente en una caverna. Además contiene tiles de vías de vagones de una mina para añadirle ese toque enanil al dungeon. El resto de la caja es perfecto, con ríos subterráneos de agua y de lava, así como pozos, y como colofón una entrada exterior a la mina.



Con estas dos cajas tienes todo lo necesario para introducirte en una aventura subterránea de una considerable dimensión.
No obstante Games Workshop produjo otras dos cajas que aumentan el nivel de calidad artística. 



Una de esas cajas es la Dungeon Rooms, donde con infinidad de detalles nos traen un montón de estancias de habitaciones muy bien dibujadas, para que uno no se complique la vida colocando fichas de mobiliario. Templos, cámaras de tesoro, habitaciones de tortura, comedores, etc. Es el complemento perfecto unido a las dos anteriores. La única pega que veo, es que en éste caso no todas las estancias vienen encuadrilladas, por lo que dependiendo del juego para el que lo usemos nos puede servir o no. Al igual que el Florr Plans 1, esas estancias las volverian a usar para otros juegos de mesa de la compañía, por lo que nos las volvemos a encontrar en parte en juegos como Mighty Warriors.





Por último sólo me queda hablaros de lo que para mí es la joya de la corona. Hasta ahora sólo habían pensado en tiles para juegos de fantasía, pero con The Halls of Horror, Games Workshop hace un claro guiño a los jugadores de La LLamada de Chutulu. Se trata de una caja bellísamente ilustrada, incluso con una portada que nos llama ya la atención y nos aduce por completo. En su interiro nos encontraremos multitud de estancias pertenecientes a una mansión de corte gótico, por primera vez nos encontramos dos planchas enteras que se unen para formar un enorme hall. Tendremos un baño muy victoriano, cocina, sala de rituales secretos, salones, y todas aquellas estancias típicas de una mansión gótica victoriana. Pero eso no es todo, aparte contiene detalles, como alfombras, muebles, armas, cadáveres, sí como lo oyes, hay incluso una bañera con un cadáver desangrado, un brazo cortado, comida, y coches de lujo de época!
Un sin fin de detalles que nos servirán a la perfección para nuestras partidas de rol de terror.












Quisiera acabar el post, comentando que aunque adquirir éstas joyas del pasado sea una tarea ardua y cara, sí es posible encontrar por internet algunas de estas planchas en pdf para su descarga y posterior impresión para hacer una versión print&play. No obstante si no las encuentras, pero quieres tener tiles a tu gusto para imprimir y con ese toque perfecto viejuno, os voy a recomendar el trabajo de un colega que es otro apasionado a los viejos tiles, y que lleva varios años dedicado a diseñar éste tipo de baldosas y estancias. Me refiero a Billiam Babble y su linea de Inked Adventures, donde podréis encontrar incluso tiles de Scifi. naves, etc. con ese toque retro chulerrimo que os encantará. No dejéis de visitar su web, es toda una inspiración!

12 comentarios:

  1. Qué buena colección Fito.

    Gracias por esta estupenda entrada.

    ResponderEliminar
  2. Te felicito por el artículo y por la colección. Impresionante trabajo de recopilación. Este blog mola.

    Comentas que hay tiles para imprimir en pdf ¿donde? Me encantaría tener algunos porque yo uso un flip map y a veces queda algo soso.
    Gracias y un abrazo
    MIGUEL ANGEL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!

      P.e. aquí tienes algunos de los que tengo en mis cajas. Lo que no sé muy buen es la resolución a la que están. http://the-lost-and-the-damned.664610.n2.nabble.com/Scans-of-GW-Floor-Plans-vintage-plans-for-FRP-games-D-amp-D-WHQ-AHQ-etc-td5366133.html

      No obstante te recomiendo las de Inked Adventures que son baratas y tienen el mismo estilo ya que se inspira en ellas.

      Eliminar
  3. Buahhhhh ese Halls of Horrors hace que te odie infinitamente! jajajajja
    Una entrada super chula y muyyyy interesante Fito. Dan ganas de ponerse unas tiles, unas minis y a jugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos! Ya puedes sacar la vieja Llamada de Joc que yo llevo los tiles

      Eliminar
  4. Muy completa la entrada. Yo tengo tres cajas de las que comentas y me encantan. En algunas situaciones ayudan mucho a entrar en la ambientación de la partida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que se echan de menos cosas así. ...

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Buenísimo el artículo, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  6. Pedazo de colección Fito jejeje. Yo solo tengo los dos primeros de GW, y ese primer número de la Dragón con su mapita para jugar "La fuente de la salud". También a mi me fascinó cuando lo vi.

    ResponderEliminar